miércoles, 5 de octubre de 2016

“ sudo rm –rf ”

La verdad es que después de tanta matraca política nacional solo le queda a uno ganas de mandarles donde escuecen los pepinos. No salgo de mi asombro cuando día tras día se dice lo contrario de lo prometido el día anterior, pero sobre todas resuena una frase que repetida tantas veces como verdad ha sido la mayor de las mentiras. “No apoyaremos a Rajoy. No lo puedo decir más claro”. Ni mentir más alto, añadiría yo, Alberto Rivera. Sí señor, esto es mentir en seis letras. Aunque no me extraña nada pues como decía el otro día un tuiter “vivo en un País donde unos trepas han firmado un pacto con unos corruptos y lo han llamado pacto anticorrupción”. Para mear y no echar gota. Así que no me extraña que algunos quieran nuevas elecciones para oír a Rivera decir que no pactara con Rajoy.

Resulta desoladora la falta de memoria de la mayor parte de la gente, es la época de la inmediatez, del mensaje corto. Y por eso nadie parece recordar que este mismo PP que ahora pide al PSOE, por responsabilidad, que se abstenga para hacer un gobierno y no volvamos a votar, es el mismo que hace medio año no hizo lo mismo para que gobernaran estos. ¿Quién nos asegura que C’s si fracasa la investidura no puede repetir el pacto con el PSOE o abstenerse ante un pacto de estos con Podemos?. Total es cambiar, es caramelos rojos otra vez en lugar de azules que papean ahora. España, no deja de sorprender. Ese lugar donde ponen en la picota a un político por un “chúpame la minga Dominga”, pero incapaz de poner el grito en el cielo cuando un gobierno provisional mete otro zarpazo de 8.500 millones de euros a la hucha de las pensiones. Quizás es porque estaba el personal más pendiente de las vacaciones que de su jubilación. ¿Alguien en su sano juicio de verdad se cree que el PP llevará a cabo las medidas que ha firmado? ¿Que suspenderá la Ley Mordaza? ¿Qué quitará la Lomce, dará libros gratis o bajará el IVA cultural? Y ya no te digo nada de que van a acabar con los recortes en Sanidad, Educación y Política Social y dotar de medios a la dependencia. Jajajajaja, permítanme que me ría. ¿Alguien con las entendederas normales se puede creer que el hombre de extraños andares o el catalán salvador van a hacer algo de lo que se han comprometido? Son muchas las mentiras e incumplimientos. No sé si habrá elecciones en diciembre, pero si así fuera y no lograran modificar las leyes para evitar lo de navidad, espero que se les atraganten los polvorones. 

Pero la máquina del Estado no para y una de las brillantes ideas del PP que es la nueva Ley de Procedimiento Administrativo Común entra en vigor el 2 de octubre. Todo electrónico. Una vuelta más de tuerca para los pueblos y otra prueba de que las leyes se hacen para las mayorías urbanitas que concentran votos y escaños y a los tantos por ciento residuales que nos zurzan porque nada pintamos. Dígale a cualquiera de los muchos alcaldes de nuestros pequeños pueblos que tienen que sacarse el DNI electrónico y que tienen que firmar por Internet. ¡Lo primero que tendrá es que haber es Internet en los pueblos!. Y luego que muchos de esos alcaldes son personas mayores que ya no renuevan ni el carnet de identidad. Me imagino al viejo Sindo, a Taquio o a Leli, que bastante hacen ya con mantener sus casas abiertas, peleándose con el Java, las IP o con la conexión del router wifi. 

Por eso este País necesita ejecutar el comando que titula estas líneas, pero sobre todo a este sistema partidocratrico proteccionista, creado y mantenido por Leyes de ellos y para ellos. Ya lo decía el amigo Czuko Williams en otro día: «Merece la pena esperar. Una eternidad. Una era. Pasar infiernos y andar por las orillas inquietantes de la incertidumbre. Después lo sabes. Sólo después. Siempre merece la pena… Algunos verán la luz. Otros, no verán nada. Nunca ven nada más allá del extremo distal de sus picotas». Y dicho esto y porque tristemente sé que así será, me quedo con una reflexión del Coloquio de los Perros a la que hace mención el prólogo de El Quijote «Mira, Berganza, nadie se ha de meter donde no le llaman, ni ha de querer usar del oficio que por ningún caso le toca. Y has de considerar que nunca el consejo del pobre, por bueno que sea, fue admitido, ni el pobre humilde ha de tener presunción de aconsejar a los grandes y a los que piensan que se lo saben todo» (Prologo quijote.es CVC por Anthony Close). Salud.

0 comentarios: