domingo, 7 de diciembre de 2014

“100 meses de insitencialismo”




     Gran invento ese de las redes sociales (rrss). Twitter, Facebook, WhatsApp o Instagram han entrado en nuestro día a día convirtiéndose en instrumentos poderosos de comunicación. Pueden hacer pública una noticia, un pensamiento, una propuesta, una idea o un improperio en 140 caracteres y un clip. Muchos pensaran que esto de las redes es cosa de chalaos, de chavalería, de grandes marcas o empresas para hacer publicidad. Pues no. Mira por donde resulta que el Vaticano, la organización tradicional y conservadora por excelencia, usó Twitter para anunciar al nuevo Papa. Y lo hizo porque era importante adelantar la noticia, hacerlo público antes que alguien le robara la exclusiva. Y ese, el hurto, es uno de los problemas de las rrss. Las propuestas pueden ser copiadas, hacerlas suyas y divulgarlas por otros canales tradicionales y afines a un público diferente. Pero el clip es inmediato, exponencial y participativo, deja huella y por tanto rastro. Los otros canales tardan horas o incluso días en divulgar la noticia. Llegan tarde. La tecnología no es ni buena ni mala, es como se usa lo que la condiciona. Como chascarrillo os diré que el Papa es uno de los líderes mundiales en las redes, ya que solo es superado por el otro Cristiano. 
 
Nos publica el 18 y Vos lo haceis el 19 y con copia a la misma fuente
     De ahí que este que les cuenta las cosas «con otros ojos» está muy presente en esos medios y al igual que el Vaticano los utiliza para lanzar sus propuestas o para divulgar estos corridos, en esas redes o en un blog. Y es que ya son 100 meses los que me llevan aguantando, más de 8 años, mirando y viendo de otra manera. Desde aquí se ha denunciado la partidocracia, los poltroneros, los amiguitos, a eso que ahora le llaman casta, las mentiras electorales, las recortes sanitarios y sociales, los 400€ o la falta de un plan Garoña o de autovías. Se ha hablado de comercialización (ahora lo llaman zonas funcionales), de que sobran las diputaciones o sobre que hacen esos que dicen representarnos en Madrid. Se criticó el rescate de Bankia y lo que nos había costado. Se dijeron los incumplimientos de uno y otro gobierno. Pero lo más importante se hizo y se hace desde aquí, desde el mundo rural, de lo pequeño a lo grande, desde un pueblo al mundo en 140 caracteres. Todo ello gracias al Crónica de Las Merindades, la ventana de la comarca. Y por ello, si alguien le apetece recorrer lo ocurrido en estos 8 años, en este enlace: https://db.tt/AEyX07Xq comparto los 100 «con otros ojos» de todos estos años. 100 meses de practicar el insitencialismo como actitud vital para conquistar la dignidad perdida. 
 
    El próximo número ya será el del nuevo año. Año importante y trascendental para nuestro futuro. Estamos muy hartos de tanto embutido de traje y corbata. Por ello tenemos que aparcar de una vez el derrotismo y comenzar a practicar el insitencialismo. Dicho de otra manera,  insistir, insistir e insistir, reiterar y porfiar hasta alcanzar lo que nos corresponde. Seguro que nada nos van a regalar pero en nuestras manos está cambiar está política de corruptelas, esta economía de salón y para ello dependemos, como ya está dicho aquí en este espacio, de nuestra actitud, de nosotros mismos.
 
    Para acabar no puedo hacerlo sin un párrafo de la mayor de las historias jamás escrita, historia que en 2015 conmemora el quinto centenario de la publicación de su segunda parte titulada El ingenioso caballero don Quijote de la Mancha”. Así que para tan redonda ocasión solo puedo hacerlo con aquella que en mi opinión es la mejor de sus reflexiones y relaciona la libertad con la dignidad del hombre: « La libertad, Sancho, es uno de los más preciosos dones que a los hombres dieron los cielos; con ella no pueden igualarse los tesoros que encierra la tierra ni el mar encubre; por la libertad así como por la honra se puede y debe aventurar la vida, y, por el contrario, el cautiverio es el mayor mal que puede venir a los hombres.. que las obligaciones de las recompensas de los beneficios y mercedes recebidas son ataduras que no dejan campear al ánimo libre. ¡Venturoso aquel a quien el cielo dio un pedazo de pan sin que le quede obligación de agradecerlo a otro que al mismo cielo» (Cap. LVIII Libro II) Salud, #Iniciativate y practica el insitencialismo.