miércoles, 1 de mayo de 2013

"Si no querías sopa, toma dos tazas"


Que poco dura la fiesta en casa del pobre. El martes se reía media España y la otra media tenía caras largas por el saco de goles del Barcelona. El miércoles cambiaron las tornas, las caras y el saco. Pero las hostias como los goles, nos vienen del mismo lugar: de teutolandia. El lugar donde aprietan los culos, porque el calzón ya nos lo bajaron hace meses. Amanecen merengues y culés con sinsabores y ahora sin poderse chinchar. Pero amanecemos todos con 6.202.700 parados, eso sí que es un partido mal jugado, no que te coloquen 8 goles los alemanes. A este paso se suspenderá la manifestación del día de los trabajadores, porque en España no quedará ninguno. Ese es el drama y lo demás es desviar la atención. Vaya por delante que me gustaría que ambos se clasificaran, cosa difícil por otro lado, pero como decían el otro día: “con Aznar ganaba el Madrid, con ZP el Barça y con Rajoy la Merkel.” Si es cierto que este País necesita alegrías que para amargatardes ya está el telediario o el parte, como te plazca llamarlo.

 Como el Madrid y el Barça deambularon por los campos de la Merkel, así deambulamos los españolitos esperando la nueva gracia de esta señora y el acatamiento de Marianocho Recortes. La nueva gracia del desaparecido Presidente del Gobierno que para intentar frenar la sangría de empleos nos llega en forma de pastoral como cada viernes de Dolores desde que está en el Gobierno. No me extraña que la gente no acuda a los cines, cada viernes Mariano y su troupe nos regala una nueva entrega de terror “gobierno manostijeras, la aventura del recorte”. Pero mira por donde ante la insólita expectación de la ciudadanía sobre un Consejo de Ministros, resulta que lo convierten en algo ambiguo. Solo queda claro que sube el tabaco, esta será para que la gente deje de comprar, que no de fumar. El resto, que si en el segundo semestre, que si dentro de dos meses, que no saben y que como no dan con la tecla, lo harán comisiones externas, dicho de otra manera, pagar a otros por hacer su trabajo. Seguro serán alemanes. Me preocupa especialmente el tema de  la reforma del sistema de pensiones que se hará en función del llamado factor de sostenibilidad y no quisieron decir en que consiste eso, igual no lo saben ni ellos. Me temo lo peor. Lo único que queda claro es que cuando menos lo esperemos saldrán con la podadora.

Cada día me molesta más que con una situación como esta encima nos pide el PP “que no nos dejemos cegar por la cifra del paro”, joder, si al final tendremos la culpa nosotros de ver lo evidente. ¿Cómo que no nos ciegue?. Si es que no podemos ver otra cosa, es que solo hace que subir y es que sus previsiones son que cuando acabe la legislatura (la del empleo que dijo Rajoy), habrá más paro que cuando lo dejo cejitas ZP. Ese personaje que durante dos años negó la crisis. De ese de quien dice el PP que cometió tantos errores, pero que ellos aun sabiéndolos son incapaces de hacer nada. Pero, ¿tienen algún plan? ¿tienen un modelo de futuro?, yo creo que no tienen nada. Sólo tienen lo que les ordenan desde fuera. Eso sí, nos piden que cerremos los ojos mientras ellos guardan silencio. España necesita con urgencia cambiar estas políticas porque está claro que han fracasado. Se necesita crecer, generar empleo y que se mueva la pasta. Ya no es un asunto económico, ya es un asunto social. ¡Espabilen leches!.

Pero por si fuera poco, el ministro Soria parece tenernos manía y sigue tocándole las gemelas a esta noble comarca, negándonos el pan que tanta falta nos hace. El canario es evidente que no conoce la tierra cuyo apellido pasea y mucho menos la tierras al norte de numantina provincia. Una vez más y ahora sin escusa admisible nos deja fuera del Reindus. Pero eso quizás no sea lo malo, es que el resto de ministros y políticos del PP, que entre ellos burgaleses hay, tampoco le dicen nada. Juan Vicente Herrera, burgalés de pro, tampoco le reprende el desagravio de manera airada, como seguro harían otros en su lugar. Y es que es de chiste, nosotros a dos velas, pero en cambio el canarito convoca ayudas para Canarias, para Soria, Teruel, Jaén o la margen izquierda del Nervión. ¡Qué artista!. ¿Cuándo recibiremos algo a cambio de producir la electricidad que consumen los demás y que pagamos igual que todos?. ¡Es que…! 

   Por ello me gustaría trasmitirle a Mariano el Registrador unas líneas de una carta que Don Quijote envió a Sancho Panza, Gobernador de la Ínsula de Barataria: «…y quiero que adviertas, Sancho, que muchas veces conviene y es necesario, por la autoridad del oficio, ir contra la humildad del corazón, porque el buen adorno de la persona que está puesta en graves cargos ha de ser conforme a lo que ellos piden, y no a la medida de lo que su humilde condición le inclina… Para ganar la voluntad del pueblo que gobiernas, entre otras has de hacer dos cosas: la una, ser bien criado con todos,…y la otra, procurar la abundancia de los mantenimientos, que no hay cosa que más fatigue el corazón de los pobres que la hambre y la carestía.»(Cap.LI Libro II) Salud y a Dios, el cual os guarde de que ninguno os tenga lástima.

"D10S, el Messias y Paco el argentino"

Si, aunque parezca increíble para muchos le voy a dedicar unos renglones a Francisco. Y es que este hombre en cuatro días está haciendo bailar hasta a San Pedro. Resulta cuanto menos curioso que un servidor del Papa Negro, sea nombrado Papa Blanco con lo que ello puede significar, ya no solo en lo exterior, sino más bien en el interior de esta “organización”. Aunque no es de extrañar que eligieran a tal personaje pues la doctrina jesuita al fin y al cabo se basa en formar a líderes capaces de adaptarse al mundo cambiante y empiezan por aprender a dirigirse a sí mismos.
 
Vaya por delante y en mi modesta opinión que un Papa no deja de serlo por muchos guiños a la galería que realice. Las cosas de la Iglesia son así gracias a Dios y así seguirán, si Dios quiere. Pero el tinglado vaticanista requería un urgente lavado de cara. La pérdida millonaria de fieles, la falta de vocaciones, la pérdida de influencia mediadora en conflictos internacionales, los escándalos de todo tipo o la inflexibilidad en algunos asuntos puede que les hayan puesto en una posición de rancia institución, mientras sus competidores se han sabido adaptar a los nuevos tiempos, aumentando de esta manera tanto en fieles como en recaudación, pues al fin y al cabo se trata de mantener el tinglado y para eso se necesita pasta y obreros. Ahora eso sí, los argentinos ya tienen su Santísima Trinidad: el Padre D10S Maradona, el Hijo llamado Messias, el Espíritu Santo hecho hombre, Francisco I.
 
Y por eso que en Semana Santa me dé por escribir de estas cosas ya que siempre he pensado que esta semana era algo distinta, sin ir más lejos el año pasado hablaba de los Viernes de Dolores del Gobierno. Siempre pensé que estos días para los fieles y creyentes se predicaba el recogimiento, la meditación, la comunicación interior y de todo eso la verdad nada me cuadra con los espectáculos mediáticos de estos días. Mirándolo desde el prisma del que no practica de estos eventos, pero practica el respecto a los que lo hacen, no puedo evitar sentir cierta perplejidad a lo que ahora llaman Semana Santa televisiva. Otros años no puedo decirlo pero este año me he fijado y la verdad es para mirárselo. En cualquier rincón de España muchas personas como hace 40 días se disfrazan de romanos. Otras se visten de riguroso luto, se calzan la peineta, la mantilla y el collar de perlas dando la sensación de aquella España en blanco y negro que ya creía olvidada. Personajes que desfilan en silencio por los mismos lugares que alborozados desfilaron el mes pasado. En muchos casos las procesiones se convierten en algún tipo de verbena, donde salen saeteros hasta en el Ampurdá, (que no que no, que todo el mundo no sabe cantar saetas) y la gente detrás de la valla aplaude gustosa el espectáculo. Sí, y digo espectáculo, pues así lo llamó el viernes una aguerrida reportera televisiva que relataba cuan partido de futbol la salida de un paso de una iglesia de Ávila, y es que las estrecheces de la puerta hacían difícil el avance de los costaleros, que por cierto si son futbolistas salen hasta en el Marca. Y es que estos días se ha tenido televisión semana santera en directo a todas horas “informando” hasta del estornudo de un penitente. ¿Todo vale como ejercicio de Fé?.
 
Pero también en estos pocos días Paco el Papa ha realizado gestos que animan a la esperanza de muchos de sus seguidores. Primero que si la cruz de madera, luego el anillo o los zapatos viejos. Renuncia a vivir en su palacio o hace la misa del Jueves Santo en una cárcel donde lava los pies a una musulmana. Quizás muchos gestos seguidos para una institución tan dolomítica. ¿Será este el Papa Negro que dijo Nostradamus?. No creo, la verdad. Lo que si es cierto y por encima de las “escenificaciones o no” de Jorge Berglolio, al que llaman “el Papa de la primera vez”, es un tipo de los que las palabras no le queman en la boca y que tiene la difícil tarea de meter mano a la curia y esos no se andan con maneras y modos televisivos.
 
Tiene trabajo Francisco para solucionar la visión que de su Institución se tiene y que ya tenía el pueblo hace más de 400 años, cuando el narrador del Quijote describía de esta manera al eclesiástico que acompañaba a los Duques a la llegada a su palacio de Sancho y Quijote: «La duquesa y el duque salieron a la puerta de la sala a recebirle, y con ellos un grave eclesiástico destos que gobiernan las casas de los príncipes: destos que, como no nacen príncipes, no aciertan a enseñar cómo lo han de ser los que lo son; destos que quieren que la grandeza de los grandes se mida con la estrecheza de sus ánimos; destos que, queriendo mostrar a los que ellos gobiernan a ser limitados, les hacen ser miserables. Destos tales digo que debía de ser el grave religioso que con los duques salió a recebir a don Quijote». (Cap.31 Libro II).
 
Aún así, y ahora termino la plegaria, hago mía la nota aclaratoria que para cerrar su novela sobre la vida de Ignacio de Loyola, hacia el periodista Luis del Val: «creo que no me ha costado trabajo ser honesto, porque no tengo rencores especiales con la iglesia católica, ni servidumbres de obediencia», por eso escribo una vez más con otros ojos, juntando estas palabras que es como yo lo veo y os lo cuento. Salud.