lunes, 31 de mayo de 2010

A ver si lo entiendo

        A ver si lo entiendo. O a ver si me lo explican. Pero es que ante el desconcierto económico español, provocado por la falta de rumbo de un Gobierno incompetente, ayudado de la complicidad silenciosa de unos untados sindicatos y la torpeza de una oposición insincera y ansiosa de poder, muchos españoles pensemos en aquella frase del genial Groucho para definir a esa desvergonzada clase política que dice nos administra, “la política es el arte de buscar problemas, encontrarlos, hacer un diagnostico falso y aplicar después los remedios equivocados”. Y es que Marx tenía razón, pues en la España que nos esta tocando sufrir, algunos que ejercen la política buscan problemas donde no los hay, niegan que ese exista y luego hacen lo que no deben para salir del jardín. Que alguien me diga como puede haber tanta falta de previsión. Pero claro a quien le preguntas, pues a esa pandilla de embusteros ya no les cree ni Dios.

        Sin tener ni idea de economía ya dije hace meses entre estas mismas líneas, cosas como que lo de los 400 euros era pan de hoy y hambre para mañana y que aunque sea una frase hecha cada vez parece caminar más hacia su sentido literal. También comenté que lo de la Presidencia de la Unión Europea no era más que otro conejo de la chistera de ZP. Otra cortina de humo con la que nos llenaron la cabeza de brotes verdes para la recuperación de una economía sostenible y la creación de empleo de calidad. ¡Ja!. Después de 6 meses de hacer de recaderos de Asterix y la Bárbara, según la ministra Salgado, (¡Cáspita!, ¡Córcholis!), tendremos mas paro y creceremos aún menos de lo que estimaban los peores augurios, (¡recáspita!, ¡recórcholis!). O sea fútbol toda la semana.

        Es que al final no se comprende que estando lo jodidos que estamos, que habiéndonos exigido una reducción de nuestro déficit publico en 15.000 millones de euros, tengamos que prestarle 3.675 millones a Grecia. Es que joder tronco (como dicen los chavales) si hacemos la cuanta la vieja de toda la pasta que has tirado para ganar votos nos teníamos ahora que andar bajando el sueldo a algunos funcionarios (Patxi López dice que a los suyos solo el 2%) o amargando la jubilación a los pensionistas. Y es que los números son fríos y las alegrías electorales de ZP nos han costado más de esos 15.000 millones. Fíjense: lo de los 400 euros costó 6.000 millones, la rebaja del impuesto de sociedades casi 9000, el cheque bebé 1.090 y la supresión del Impuesto de Patrimonio 2.300. Pero también debemos sumar la reducción de la fiscalidad de las rentas altas (del 45 al 43%), claro, es que bajar impuestos es de izquierdas. Dineros que perfectamente se podrían haber dedicado a impulsar medidas para generar riqueza y crear empleo.

        Ahora tocan las medidas de contención que una vez más recaen sobre las mismas costillas. A lo fácil. El esfuerzo para salvar el marrón que se lo coman los trabajadores y los pensionistas. Zp se está convirtiendo en una versión grotesca del Tempranillo, (aquel que robaba a los ricos para dárselo a los pobres), ya que aprieta a los que menos pueden aportar y protege a quien más tiene. ¿No es momento de una reforma fiscal para que aporten más, quien más tiene y quienes mas especulan?. ¿No es momento de una reforma de la banca?. Pues si ahora no es el momento es que algo raro pasa.

        Y para colmo de males llegan los amos del mundo, los mayores sinvergüenzas que pisan la Tierra y con un par nos bajan la nota sobre nuestra solvencia. Esos poderosos que mueven los hilos, esas agencias de calificación, que dicen llamarse. Los mismos que calificaron la bondad de los bonos basura o las acciones de Terra. Vamos esa cuadrilla de mequetrefes sacacuartos que se permiten calificar países como quien califica la calidad del estiércol. Pero no nos dicen la verdad, parece que algunas cosas no son como las cuentan. Resulta que tenemos un déficit inferior al ingles o al yanqui, pero a esos no les bajan la nota. A esos no les ponen como objetivos de los especuladores del mercado financiero.

        Se puede hacer una política con una fiscalidad justa y progresiva, que ingrese más recursos, que disminuya el paro y que destine los fondos a actividades productivas. Querer es poder.

        Salud y como le espetó Quijote a Sancho “advertid, hijo, que vale más buena esperanza que ruin posesión, y buena queja que mala paga”.

miércoles, 12 de mayo de 2010

Dios y Paco, presupuesto municipal Villarcayo 2010

“Aún no soy Dios, pero quiero lograrlo”

De esta manera argumentó su defensa de los presupuestos municipales hace unos años el concejal de hacienda Francisco Moral en el Ayuntamiento de Villarcayo de Merindad de Castilla Vieja.
Dado que el debate de presupuestos suele ser el mas duro y espeso del año y que después de varios años de greña, pensé que se debía buscar una formula original que pudiera hacer mas llevadero ese Pleno y a la vez buscar una sonrisa en tan serio intercambio dialéctico, todo ello después de una primera intervención llena de datos y números que evidentemente ni logré convencerle y ni él a mi tampoco.
Todo comienza así:

Quisiera regalarle para replicar su diatriba unos versos libres presentados de forma equívoca:

Como he de comenzar tan espeso debate
para que en mis palabras no vea
lo que yo no desease
o digámoslo de otra manera
para que su verbo sosegase.

No quisiera ofender con esta,
pero de responder no merece
otra forma a quien replico
pues aquel que a Dios se iguala
se le ha de callar el pico.

Tratándose de divinos
las cuentas que debatimos
son las que mejor se adaptan
a estas fechas de desatino
con una pequeña falacia
que en vez de por natividad
por Pentecostés nos las cascas.

Pero vayamos al grano
centremos nuestra atención
sr. Moral este presupuesto
no merece nuestra aprobación.

Y no lo merece le digo
pues aunque crea que no
esto no es un presupuesto
es una continuación.

Y a los datos me remito pues estos fríos son
empezó en 2007 y en los de a continuación
solo actualiza las cifras según pide la ocasión.

Si este señor Moral
es su mejor versión
vaya buscando otros incautos
pues este no nos sirvió.

Austeridad se pide
al Gobierno y a la oposición
parece que con usted no va el cuento
pues se salto este guión.

Si no explíquele al vecino
explíquele con tesón
como es posible gastarse
en un aparcamiento un millón.
en lugar de gastarlo en la circunvalación.

Explíquele si puede,
explíquelo de verdad
como pretende inversiones
a la par que austeridad.

Sr Moral, si quitamos
de este su presupuesto
el aparcamiento y el Molinillo
se queda usted con los puesto
digamos en calzoncillos.

Y no lo digo con guasa
lo digo porque soy consecuente
el primero lo pagan los vecinos
y el segundo al 50% ZP el Presidente.

Píntelo como quiera
explíqueselo a la gente
pero estas cuentas
no le cuadran,
ni a usted
ni a los de enfrente.

sábado, 1 de mayo de 2010

Y voy y lo suelto…

Me decía mi buen amigo Juan Ángel que el otro día se desayuno con tres noticias de pelotas, las tres seguidas, sin pudor y sin dar tiempo a encajarlas; tendrían que ponerse los dos rombos como antaño, pues pueden herir tu sensibilidad de obrerete. Resulta que contaban los de la caja tonta que el paro era ya superior al 20%, (4.612.700 para mas señas), que el BBVA había ganado en el primer trimestre 1.240 millones e Iberdrola 922, un 16,2% mas que el mismo periodo del año pasado. Es que manda narices. Aparte del BBVA, el Santander gana 2.215 millones un 5,7% más. El Popular 204 millones, un 9,2% mas y La Caixa 502 millones, y encima le reclaman “ya” medidas contra la crisis al Gobierno. Leches, tengamos un poco de decencia que se le corta a uno el colacao. Que estáis ganando pasta en un País reventado. Que el Estado, o sea todos, os ha regalado dinero. Que posiblemente seáis unos de los grandes culpables de esta situación con créditos difíciles de entender y de pagar, y que nos han dejado a todos jodidos de üebos. Vale ya, coño, el burro por la linde. Abrir ya el grifo, que ya está bien de llenar la tolva.
 
Al hilo de lo anterior, está claro que lo que más nos preocupa en este momento es el paro, los problemas de índole económica y la clase política que nos dirige. La verdad es que los números son fríos. Desde que ZP llegó al gobierno hemos pasado de tener 2 millones de parados (el 8.1% en 2004), hasta ir camino de los 4,7 millones de ahora (mas de 20%), pero es que Canarias y Andalucía ya superan el 27%. Además los sindicatos nos animan diciendo que aún no se ha tocado techo y piden más realismo al Gobierno en los mensajes que dirige a la sociedad. Hombre no se. Estos sindicatos montaron 4 huelgas generales todas ellas por temas económicos y de empleo y ahora están bastante callados. Parece que la crisis económica y laboral ha afectado seriamente a su credibilidad y a la movilización de los trabajadores, muy preocupados por la amenaza del desempleo y de la ofensiva patronal, pero también de la inoperancia de estos sindicatos para impedir que el paro siga aumentando.

De todas maneras en la patronal tampoco es que estén dando buen ejemplo. Reafirman su confianza en su presidente Díaz Ferran, ese que según el juzgado, dejó sin trabajo a 740 trabajadores, en tierra a 24.000 personas y una deuda total de 310 millones de euros. El mismo cuya empresa viajes Marsans ha dejado de pagar las dos últimas nóminas a sus 4.500 trabajadores. El dueño de la compañía de seguros Mercurio que se vio obligada a disolverse a causa de la intervención del Ministerio de Economía. Vamos todo un ejemplo.

Pues con estos mimbres no es de extrañar que tengamos un cesto lleno de agujeros, pero lo grave es que los cesteros son incapaces de taparlos. La negación sistemática de la crisis fue el primer reflejo de una inoperancia que ya se antoja preocupante. Los ciudadanos vivimos en una total incertidumbre y abrumados ante estas cifras tan desalentadoras. Es necesario de manera urgente una reforma laboral, una reestructuración del sistema financiero y hace falta austeridad en las cuentas públicas. La solución no está en medidas como hacer dimitir a personas hasta hoy más que válidas, o subir 2 puntos el IVA, sino en que se crean, nos creamos, que podemos salir de esta situación y la primera mediada debe ser reconocer el error y buscar cambios de rumbo que nos lleven a buen puerto.

Por cierto, ¿alguien sabe en que ha quedado eso de la presidencia de Europa?. Tiene poca gracia tanta canción sobre este asunto. Tanta musuca celestial que iba a solucionar todos nuestros problemas. Insisto, seamos realistas no se puede dar lecciones a aquellos que tienen un paro del 8%. Si no das con la tecla en tu casa, no quieras tocar el piano en la ajena.

Salud y como decía aquel, ahora vas y lo cascas.