martes, 1 de diciembre de 2009

Idos a tomar por donde la espalda pierde su noble nombre

Directamente.


Desde hace unos años se viene utilizando el término sostenible como solución para todo. Es como si añadiendo a una expresión cualquiera de sus acepciones la cosa cambiara. La última ha sido lo de la Ley de Economía Sostenible. Como parece que la economía está mal, le añadimos la palabreja, ponemos buena cara, buenas intenciones y listo. En realidad, en este momento, ideas nuevas o geniales no hay, por mucho que estas se llamen sostenibles. Por ejemplo, esta Ley pretende reducir las trabas administrativas para crear empresas, evitar la demora de los ayuntamientos o la supresión de la deducción fiscal para las viviendas. Pero eso no es que sea algo sostenible, sino que es algo de mero sentido común. Pero realmente lo que resulta insostenible que se fomente favorecer la competitividad o la internacionalización de las empresas.

La Declaración de Río de 1992, que sienta las bases hacia un desarrollo sostenible, expresaba que el mismo debía de “Satisfacer las necesidades de las generaciones presentes sin comprometer las posibilidades de las del futuro para atender sus propias necesidades.” Es más que evidente que esto no se cumple. Es más que evidente que el desarrollo y el bienestar social están limitados por el nivel tecnológico, los recursos del medio ambiente y la capacidad de este para absorber los efectos de la actividad humana. Se debe plantear por tanto la posibilidad de mejorar la tecnología y la organización social de forma que el medio ambiente pueda recuperarse por si solo. Según esto, para cumplir con estas premisas se ha de tener en cuenta que el desarrollo tiene una dimensión económica, social y medioambiental. El desarrollo sólo será sostenible si se logra el equilibrio entre los distintos factores que influyen en la calidad de vida.



Si toda esta teoría la metemos en un saco, la juntamos con la propuesta del Gobierno y lo trasladamos a Las Merindades, el resultado es desalentador. Bueno para ser más moderno, insostenible. Solo le apetece a uno mandar a los que legislan al lugar que menciona el título. Es que ese Plan Carroña que nos pretenden vender para un desarrollo sostenible, no tiene por donde agarrarse. Todo no se arregla con dinero, intenciones e inversiones en Miranda. Se trata de planificar, con tiempo, con un estudio serio de la realidad en la que nos encontramos y luego actuar. Dividir Las Merindades con una infraestructura tan insostenible como una autopista. Instalar un cementerio nuclear. Montar una macro planta de reciclado en Moneo, cuyo peligro es reconocido por la propia Junta de Castilla y León cuando dice que “el posible impacto ambiental, en caso de producirse seria de magnitud elevada, dado el volumen de los hidrocarburos almacenados”, pero parece ser que no pasa nada ya que según estos ilustrados profetas el peligro “se enmarca en una zona deshumanizada”. ¡Esta si que es gorda!.



Debemos recordarles a estos insostenibles bienpensantes que la generación actual tiene la obligación, frente a las generaciones futuras, de dejar suficientes recursos sociales, medioambientales y económicos para que puedan disfrutar al menos de mismo grado de bienestar que nosotros. Por ello trabajen y fomenten el sector primario, la economía rural y no permitan que sigamos deshumanizándonos. Ahora que se acerca la fiesta de la advocación de San Consumo, patrón aventajado de todo lo insostenible que pueda existir, busquen medidas de persuasión para esos insostenibles ágapes poco recomendables para la salud. Para ese insostenible e irracional despilfarro eléctrico que luego pagamos todos. O para los insostenibles, insensatos e innecesarios gastos que luego nos hará pasar una dura cuesta de enero. Piensen e intenten pasar unas buenas y sostenibles fiestas.

Salud.



domingo, 1 de noviembre de 2009

Por los Santos toca Cementerio

Estamos en fechas de visitas luctuarias, de adornos florales que quedaran mustiás con el frío que ya llega, pero también de dulces sabores de buñuelos y huesos de santo. Tiempos de fiestas importadas de carácter meramente comercial, que han sido capaz de cargarse algo tan español como el Don Juan, haciéndole desaparecer hasta de la programación televisiva para ocupar un discreto papel en la madrugada junto a las tele-tiendas y esos juegos de llamadas de teléfono en los que no acierta ni gana nadie.



Durante estos días estamos invadidos de fiestas de exaltación a Halloween (creo que se pone así). La televisión nos masacra con todo tipo de variopintas versiones sobre un mismo tema, unas de risa, otras de llanto, costumbres de otros lugares que han anulado por completo las nuestras. De todas maneras no esta mal a fin y al cabo algo tan tétrico como la muerte, llegado a España, se convierte en fiesta y diversión. El caso es disfrazarse. Francamente prefiero la versión romántica, la celta, esa que celebraba el año nuevo, el fin de la temporada de cosechas y el comienzo de la estación oscura, esa que parece empezar a ceñirse sobre Las Merindades.

Pues es que uno lee los periódicos o escucha las noticias y solo dan ganas de soltar juramentos o invectivas de grueso calibre. Solo se escuchan noticias sobre regalos que no quiere nadie. Sobre muertos que quieren colocarnos. Sobre milongas adornadas con cuentos chinos. Nadie se pregunta porque estas Merindades se están o nos las quieren convertir en una especie de reducto tercermundista donde meter todo aquello que estorba en el resto del País. Parece que quieren que seamos un reducto exótico a modo de república bananera donde depositar las basuras de la “civilización”, a cambio de untar al virrey de turno que decide por todos, sin importarle nadie ni nada.

Solo por citar algunas aparecidas recientemente, primero nos dicen que van a instalar una planta de reciclado de neumáticos, aceite usado y plásticos en Moneo, ¡sin estudio de impacto ambiental!, cuando la propia Junta, que dice que no es necesario, establece que esos tres productos son contaminantes. Aparte el Ministerio de Medio Ambiente se ha gastado un dineral para concienciarnos de la necesidad de usar menos plástico pues es muy contaminante. Desde luego la imagen diaria del paso por nuestro pueblos de camiones llenos de estos materiales no se antoja nada alentador.

Continuando con recientes noticias luctuosas nos llega el turno del alcalde de Cuesta Úrria. Un moderno Virrey que pretende pasar a la posteridad con una chapa en la puerta de entrada a un cementerio nuclear, (un ATC que suena mas fisno); ya lo dijo Andy Warhol: En el futuro solo tendremos 15 minutos de gloria. Volvemos a hablar de muertos, y este si que es grande. Ya se escucho que esa era una de las razones para la construcción de la Dos Mares. Ya se siguió hablando del asunto cuando en el proyecto aparece una salida precisamente en Cuesta Úrria. Y finalmente nos cuentan que si la corte del Virrey lo decide, nos la comeremos en Las Merindades con patatas, eso si, de Losa. A mi se me ocurre que ¿porque leches no lo ponen en Madrid?, total ya tienen bastante contaminación, ruido, además una obra más o menos que más dá, teniendo como tienen buenas carreteras e incluso tren de esos que corren mucho.


El última óbito, nos llega desde Madrid, desde el Consejo de Ministros, donde se aprueba un Consejo que regulará el Plan Garoña, para el desarrollo de la zona de influencia de la central. 100 millones para el desarrollo de una parte de Las Merindades y de Miranda. Y de entrada, pum, la primera en la frente. En ese consejo solo estará representada Miranda. Deduzcan pues donde se irá la pasta. De entrada 25 millones para 2010. Joder, ¿que desarrollo pretenderán con 25 millones?. El Real Madrid fichó a Ronaldo por 94, solo para entretener y dar espectáculo a los futboleros. Con esas migajas no llega ni para una broma. Pretenden desarrollismos con virutas. Francamente me hago cruces en estas fechas de difuntos.

jueves, 1 de octubre de 2009

Tapar con tos un pedo

En el mes de enero en este mismo espacio critique abiertamente la mediada de los 400€, por considerarla pan de hoy y hambre para mañana, algo que se hacía para tapar un agujero a cambio de dilapidar el superávit del Estado. La situación económica requería por entonces y por ahora que desde el Gobierno se aprobaran medidas que rebajaran los costes sociales a las empresas para mantener el empleo o rebajas en las retenciones del IRPF. En su lugar el Gobierno plantea exactamente lo contrario subir los impuestos principalmente a los vecinos de a pie con un incremento del IVA, además de retirar lo de los 400€ que ahora se ha demostrado inservible y ridículo.


Pues bien, la pregunta que se hace cualquier estirador de sueldo es ¿por qué tenemos que pagar el pato los que no hemos causado el problema?. Medidas sí, pero para todos, no para los de siempre. Dice la vice de la Vega, que con la subida del IVA al 18%, se recaudaran 5150 millones de euros, ¿pero quién los va a pagar?, ¿los altos cargos?, ¿las rentas más altas?. Evidentemente esos no. Precisamente estos últimos ya invierten y esconden su pasta adecuadamente en sociedades de inversión de capital variable (en su lenguaje sicav). En estos engendros legales los pudientes (unas 3.400 sociedades) controlan más de 27.000 millones de euros en bienes mobiliarios, un 76,5% del total de 35.466 millones en manos de los 16 millones de declarantes del IRPF, pero lo hacen cotizando únicamente al 1% de sus plusvalías, a diferencia de las empresas de tipo “real” que lo hacen al 15,76% y gracias a la aplicación de deducciones fiscales, o frente al 18% de media que cotizan los declarantes del IRPF, como es el caso de los trabajadores y, por tanto, el grueso de las familias de este País.


Es más que criticable y a mi juicio supone hacer un ejercicio de pura demagogia, pretendernos engañar con la golosina de que principalmente subirán los impuestos a estas rentas altas para hacer frente a los subsidios de desempleo. ¿Por qué ZP y compañía, o la oposición del PP, no plantean cambiar la tributación de estas sicav o evitar el fraude fiscal?. ¿Será que no pueden o no les interesa?. Parece que estamos viviendo en un modelo de socialismo para millonarios. Un estudio del colectivo de Técnicos del Ministerio de Hacienda (Gestha), o sea de la casa, muestra que alrededor del 86% de las “fortunas españolas” con un patrimonio superior a diez millones elude sus obligaciones fiscales al no declarar el Impuesto sobre Patrimonio.

Por su parte la Ministra Salgado justificaba la medida de la subida del IVA al indicar que somos unos de los países de la UE que menos paga por este concepto en comparación con los del norte. Parece que se le olvida a esta señora que también somos casi los que tenemos menos renta per cápita, menor salario medio, menor salario mínimo interprofesional y muchas cosas menos que los demás. Parece que a la señora ministra las cuentas no le cuadran y solo parecía tener dos opciones subir los impuestos o bajar los gastos, y ya sabemos que ha decidido. Cuando se puso en marcha el plan E o la tecnología del bordillo, que ha consistido básicamente en cambiar las aceras de sitio en la mayoría de los pueblos, casi todos sabíamos que eso se tendría que pagar y evidentemente todos sabíamos quién.

¿No sería mejor que también se plantearan apretarse ellos el cinturón y reducir el enorme gasto que supone tener una administración burocratizada, duplicada hasta la saciedad y enormemente costosa?. ¿No sería conveniente en estos momentos eliminar o suprimir en la medida de las posibilidades el enorme gasto en altos cargos, en comidas de trabajo, en coches oficiales o en personajes de digital designación?. Solo unos datos para reflexionar: el gobierno dispone 547 altos cargos de confianza que nos cuestan al año 82 millones de euros. 350 Diputados y otros tantos Senadores que cobran entre 4500 y 6500 euros mensuales por su dedicación exclusiva, algo que solo hacen el 10% de ellos, a pesar de que el artículo 157.1 de la Ley Electoral, dice que ese cargo es incompatible "con el desempeño de cualquier otro puesto, profesión o actividad, públicos o privados, por cuenta propia o ajena, retribuidos mediante sueldo, salario, arancel, honorarios o cualquier otra forma" y aún así se escaquean. Si a lo anterior le añadimos la maquinaria autonómica con 17 parlamentos regionales y 1.250 diputados (a 50.000€/año de media), 19 presidentes, 240 altos cargos. ¡Joder!, ya nos cuestan pasta los jirafas que nos manden.

Al final ZP, como parece no tener recetas para el problema, tapará con tos un pedo, sacará un nuevo plan milagroso, para el que necesitará dinero y que los pagaremos con más IVA, penalizando el consumo, con más IRPF, lo que afectará a las rentas del trabajo. En definitiva apretando aún más a las pequeñas empresas y a los trabajadores. Francamente creo que esto no es nada solidario.

martes, 1 de septiembre de 2009

Veraneo de tres Bes y dos Pes

Escribo estos renglones ya en los últimos coletazos de este extraño, caluroso y huraño veraneo que nos ha tocada pasar. Ya sé que aún quedan tres semanas y para algunos ahora empieza su estío vacacional; pero aquí, en Villarcayo pasado San Roque como que el verano acaba y con él todo lo que este trae consigo. Sabemos que no es así y solo por poner un ejemplo en la ciudad vecina tienen suerte y arreaderas y se lo montan para prolongarlo, aunque solo sea anímicamente, hasta el Rosario. Queda claro que pasadas esas fiestas toca descolgar las chamarras que llega el frio de verdad.

Al hilo de todo esto, aún recuerdo de mi infancia, la mercería de las Tres Bes, desde cuyo mostrador el Sr. Pedro voceaba las supuestas tres consignas de su reclamo comercial: bueno, bonito y barato. Francamente creo que este lema se le puede asociar a este veraneo de 2009 y explico el porqué:


Bueno. Pues sí, el veraneo siempre es bueno, entre otras cosas porque lo hacemos en verano y de entrada hace bueno. También porque llegan los veraneantes, se hace más vida en la calle, se va con menos ropa, más estirado (disimulando los cocidos invernales), el personal está más radiante y sonriente. Todo eso es bueno pues ya tendremos tiempo de ponernos mustios y encogidos en el invierno. Con esto de la crisis además no le ha quedado más remedio a más de uno que volver al piso o la casa de los padres o abuelos, a esa segunda vivienda a la que venían de pequeños y que ahora como no llega para otros lujos resulta que se convierte en bicoca. Además, para alguno cuando vuelva al trabajo, le podrá servir para presumir de haberse ido de vacaciones con la que está cayendo. Hombre aquí en Villarcayo hubiera sido más bueno si el lunes de San Roque se hubiera hecho mercadillo, pues los comerciantes y hosteleros de la Villa hubieran tenido su día bueno, que para malos ya tienen muchos.


Bonito. El clima acompaña, y aprovechando la vuelta a esa segunda vivienda algunos han conocido la comarca, que esa sí que es bonita. Además se aprovecha para ejercer de guía turístico contando batallitas a la parienta y a los vástagos. Pero en una crisis no todo es malo, fíjate lo bonito que es pasar más días con la familia, todos juntitos en el piso. Qué pena, ¡recorcholis!, este año no hemos tenido fuegos artificiales, dicen que por orden de la autoridad regional. ¿Será para ahorrar?, no sé, porque en Briviesca en la misma fecha si los ha habido y que yo sepa también manda la misma autoridad regional, “cosas veredes amigo Sancho”.


Barato, si que lo ha sido, gastar, lo que se dice gastar poco, compra en el eroski que tengo carnet y a las piscinas del rio que hace calor y son gratis. No podemos olvidar que el veraneo de pueblo se basa en ir al rio, compartir comidas familiares y en disfrutar de las fiestas patronales, sobre todo si el tiempo acompaña como este año. Los comerciantes de la comarca (panaderos, carniceros, pescaderos) dicen que han tenido menos clientes, que parece claro que se consume menos, no es que se deje de comer, pero si sobra del día anterior no se tira. Los tasqueros dicen que los clientes piden menos y están más tiempo. Parece que la clave es que no renunciamos a los pequeños placeres pero controlamos bastante más el gasto. Hace unos días precisamente en un bar una pareja le comentaba a otra: “este verano nos toca arreglar la casa del pueblo, como están las cosas no podemos permitirnos ir a la playa, es la mejor manera de distraerse ya que después de todo el año encerrados en la ciudad necesitamos salir y en el campo tenemos la oportunidad de organizar barbacoas, de reunirnos con nuestros amigos, hacer duelos de dardos,..., y, además, así aprovechamos para arreglarlo, que lo tenemos un poco dejado, en invierno no solemos ir porque allí hace frío y ahora se debe estar genial por las noches".


Al final ha resultado que hemos tenido un verdadero veraneo de los del PP, no se ha podido redondear con la tercera P, pues la jodida crisis no le ha permitido a alguno ni comprar las Pipas para darse el Paseo antes de ir Pa-casa. Pero para estos días ya lo dicen los de la Peña Los Chapuzas en su pegatina “jode, ríe y bebe que la vida es breve”. Salud.

sábado, 1 de agosto de 2009

El nuevo bicho sacacuartos

Iba hace unos días por los llanos y pesados andurriales de la meseta castellana, cuando casi sin querer atisbe la extraña figura de una nueva especie la mar de singular. Destacaba sobre manera lo elaborado de su plumaje, la esbeltez de su talle y la curiosa disposición de sus extremidades inferiores. Tres patas, algo hasta ahora inaudito, sujetaban su tronco de negro brillo y nariz rechoncha. Nada más verlo pude identificarlo como un ejemplar perteneciente a la familia de los sacacuartos carreteriles.




Apostado acechante en el arcen esperaba preparado la llegada del incauto conductor para lanzarse ávido a recoger su premio y a torturar impasible a la desafortunada presa. Como siempre varios pasos atrás agazapado se asentaba su cómplice y compañero de fatigas, con el que le une un cable delator a modo de cordón umbilical que le da vida y sustento.


Cuando llega su presa la ataca con invisible precisión y dependiendo de la circunstancia momentos o días después nos atiza un vergajazo demoledor en forma de notificación de su alteza la DGT. En ella aparecemos retratados sin excusa posible, con todos los datos, desde los propios hasta una explicación enlazada de los artículos del Reglamento de Circulación, si le metieran un campo de comentarios, ya tendríamos montado un blog.


Ya no hay margen que valga, se acabó el 10%, como vayas a 121, amárrate los machos que te van a fustigar la cartera sin delicadeza alguna. Y es que de los más de 31 millones de clientes potenciales, podemos cualquier día resultar agraciados con una vuelta de vacaciones con foto a modo de avatar, y si no el ejemplo: solo en el verano de 2008 casi 600.000 conductores fueron retratados de cara o de culo. Y es que la familia sacacuartos crece exponencialmente con el afán recaudatorio de los gobernantes. En solo año y medio se han multiplicado por 4 el número de estos bichos en todas sus variantes, pasando de 371 a 1182. Contenedores con ruedas, setas de colores, coches que parecen tener la puerta rota, quitamiedos retratistas y lo último y con más clase, los mercedes con radar. Todo vale con tal de hacer honor a su campaña “No podemos conducir por ti, estamos contando el dinero”. A este paso aquí en Las Merindades nos colocaran engendros retrateros en vacas de colores pues aquí no tienen tren al que mirar.



Todo ello se traduce a que cada día es más común ver por las carreteras filas de coches con piloto automático y conductores con cara de resignación, aunque algunos como tienen limitadores de velocidad de última generación son capaces de ganar esa décima de segundo, cuan Fernando Alonso, que le permite pasarte y mirarte con sonrisa burlona, pero eso sí, con el tomtom puesto para no perderse, nunca he entendido que algo con un nombre superlativo de gilipollas nos pueda llevar por buen camino. A todo esto nos dirán hasta zumbarnos los oídos, que no es por recaudar, que es por nuestra seguridad, tururú.


Al final, ya lo dijo el bueno de Alonso Quijano: “De todo cuanto me habéis dicho, hermanos carísimos, he sacado en limpio que, aunque os han castigado por vuestras culpas, las penas que vais a padecer no os dan mucho gusto, y que vais a ellas de muy mala gana y muy contra vuestra voluntad....” (El Quijote capitulo XXII, cadena de galeotes).

miércoles, 1 de julio de 2009

Zapatero salomón ¡no!, Zapatero mandilón

Hace poco, cuando fuimos noticia en los periódicos, telediarios y comentario de todas las sesudas tertulias y debates (cosa rara pues existimos menos que Teruel), el amigo Ernesto, bichero incansable que nos ha enseñado a muchos a mirar a los insectos de otra manera, me sorprendió con una novela que deberían haber leído los del CSN antes de firmar su magnánimo informe sobre Garoña. “El arrepentido” es su titulo y en el Jose Miguel Fernández Urbina nos cuenta en tono jocoso las peripecias de tres personajes y un cuervo, en su intento de volar lo que él llama tecnocambalache y que conocemos como Garoña.




Llevamos un mes saturados por un ingente bombardeo de datos sobre producciones, empleados, efectos sobre la salud, opiniones en contra y a favor, y que no han sido capaces de poner sobre la mesa las autenticas realidades de Las Merindades y Garoña: presente y futuro. Pero lo que si han demostrado es la total falta de previsión de todos los estamentos implicados.


Del presente toda lo dicho y leído, incluida portada luctuosa en periódico provincial, no ha servido más que para sembrar el desconcierto y poner de manifiesto lo influenciables que podemos llegar a ser los ciudadanos. También nos hemos enterado de paso del cambio de espacio geográfico de Las Merindades, ya que la han descrito integrada por Frías, Medina, Oña, Poza, Sobron, Trespaderne, Tobalina y Espinosa (este no me cuadra), a las que han añadido Miranda como no podía ser menos, pues es la que se aprovecha principalmente del asunto, llegando a ser citada incluso como capital. En cambio nadie ha dicho que la mayor parte de Las Merindades están fuera de lo que llaman zona de exposición, dicho de otra manera, el circulo de 30 km. de radio, tan imaginario e infranqueable que si algún día a los chilindrines les da por salir a dar un paseo no se atreverán a pasar; y que por ello los que estamos fuera de ese circulo de supuesta riqueza y pleno empleo, dormimos felices, a pierna suelta y sin riego alguno, confiados en el CSN.


Tampoco se ha escuchado nada sobre las infames infraestructuras de evacuación nuclear, ya que estas no existen en la zona donde hierven los chilindrines, aunque tampoco en el resto de la comarca. No he oído nada sobre la excedentaria y enorme producción energética de esta comarca aún sin incluir Garoña y que toda es exportada, sin dejar nada a cambio. Tampoco han mencionado que también importantes empresas de Las Merindades han cerrado y sus empleados están en la calle. Solo he escuchado que esencialmente en Miranda se quedarán sin empleo muchas familias y que la central es segura según el CSN y que el PP dice que tiene que continuar y que el PSOE no lo tiene claro, pues dependiendo del día unos están a favor y otros en contra.


De todas maneras Zapatero ha tenido una actitud de autentico mandilón, ha intentado contentar a todos y ha logrado cabrear hasta los que tendrían que estar contentos, a cachifollado a unos y a otros, y eso puede que le pase factura. Rajoy tampoco es digno de alabanza pues ha actuado de manera similar, defendiendo en la oposición lo que no hizo estando en el Gobierno; Si tanto apoya la energía nuclear, ¿porque cerró Zorita, a la chita callando?, y en el caso que fuera necesario cerrarla, ¿Por qué no construyeron nuevas centrales más seguras, eficientes y eficaces?. No se puede escupir al cielo que luego se sabe lo que pasa.


Del futuro en lo que a Las Merindades se refiere me temo que seguiremos igual, pues dado que los supuestos 100 millones que dicen se gastaran de aquí a 2013 en la zona de influencia, poco nos tocará, pues como he dicho casi no pertenecemos a ella y supongo que el chorro de pasta, si es que llega, se irá a Miranda. Por otro lado hace muchos años que vengo reclamando ese plan de reindustrialización de Las Merindades. Pero en cambio han creado un problema y solo han prometido buscar la solución, cuando el mismo ya existía y era tan previsible, que desde hace mucho tiempo ya debería estar en marcha ese ahora proyecto de plan. Han puesto de manifiesto una vez más que se actúa con improvisación y falta de compromiso con Las Merindades por parte de todos.


En mi opinión, se necesita definitivamente abrir el debate sobre el futuro energético en España. Me preocupa que aprovechando lo dicho sobre Garoña parezca que todos estamos deacuerdo en que lo nuclear si es nuevo es lo mejor y lo más barato. Aquellos que desde hace años somos coherentes con lo que pensamos sobre la energía nuclear, debemos participar del debate, con la razón y con argumentos reales y nunca interesados. Debatir sí, pero no de cualquier manera y con mentiras, debemos exigir a nuestros políticos (a todos sin excepción) que dejen de manipularnos para ganar cuatro votos y que nos expliquen claramente el asunto, para que seamos nosotros quienes decidamos que tipo de energía queremos, teniendo en cuenta todos los factores, tanto la seguridad, como los residuos, como el coste, como su fiabilidad y con sus problemas, ventajas e inconvenientes.

lunes, 1 de junio de 2009

¡Europa!, ¿Europa?

Hace unos días presencié una escena que no por muy vista en películas o televisión no deja de ser preocupante cuando lo ves cerca de tu casa, cuando la situación se produce en las calles de nuestro pueblo, cuando esto ocurre en una pequeña comunidad como la nuestra. Eran las siete de la tarde cuando una pareja y dos niños de corta edad, uno de ellos aún en sillita, buscaban entre la basura. Los mayores revolvían los contenedores, mientras el mayor de los niños husmeaba en las bolsas depositadas en el suelo.


En ese instante seguramente en otro punto de nuestro País, otros rebuscaban entre juegos de palabras la manera de intentar coger una ración más grande del pastel electoral que se nos echaba encima. La broma europea nos costará solo a los españoles más de 32 millones de euros, eso sin contar los 18 que se gastará la UE para ‘animarnos’ a votar. ¿Esto es austeridad en momentos de crisis? Los dos actores principales se repartirán más de 25 millones de nuestros impuestos (1,07 euros por cada voto y otros 0,15 euros por elector para propaganda). El sequito de primer orden (aquellos que obtengan un mínimo del 3% de los sufragios) se repartirá las millonarias migajas, aún sin obtener representación. Por último el resto, los secundarios (hasta sumar las 38 candidaturas) entre cuyos miembros de sus listas (que nombre más apropiado para definirles) algunos ya habrán consultado las agencias de viajes para ver donde gastar los 15 días de vacaciones que se van a pegar por el solo hecho de presentarse a unas elecciones y que no les permitirá ni siquiera pedirles el voto a sus familiares.


Pero si volvemos a Europa debemos tener claro que dos tercios de las decisiones que afectan a cada país comunitario se toman en Bruselas, pero cada vez nos preocupa menos a los ciudadanos y las consideramos como una cita de segundo orden. Quizás el hastió político, las dudas sobre su eficacia, la crisis económica e institucional, el escaso valor de un voto para decidir el resultado ha significado que la participación ha ido cayendo progresivamente, perdiendo un 16% entre 1979 y 2004 donde solo acudimos a votar un 45,5%. En cambio ese descenso contrasta con el incremento de poderes de ese Parlamento que no conocemos. Dicho de otra manera cada vez nos importa menos pero cada vez tienen más poder.


Como muestra de lo anterior lo que estamos viendo en estos días es un espectáculo donde los dos grandes se acusan mutuamente con la única intención de demostrar a sus votantes (por otro lado ya convencidos) que el malo, el irresponsable y el causante de lo que nos pasa, es el otro. Por lo tanto han convertido los mítines en una cuestión interior a modo de sesión del Congreso y el resultado de las elecciones en una primarias encubiertas con vistas al 2012 o si puede ser para antes. ¿Y para mi que son?, ¿conmigo que pasa? Nos dicen que los problemas se solucionan si les votamos, ¿entonces si no les votamos nos chinchamos y no nos ‘ajuntan’? Hombre seamos más serios.


Ahora se vuelve a escuchar que las elecciones son “la fiesta de la Democracia”, una fiesta bastante cara por cierto. Si tenemos en cuenta que en 2007 hubo elecciones municipales, en 2008 generales y andaluzas y en 2.009 vascas, gallegas y europeas; más que fiesta parece un cachondeo. Bien está que después de tantos años de franquismo tengamos mono electoral pero no por eso convertirnos en el país de la UE que más gasta en elecciones. No por celebrar más elecciones que nadie somos más demócratas que otros, más bien lo contrario, si no que le pregunten al venezolano Chávez. La democracia crece por la fortaleza de sus instituciones y la autonomía de sus poderes (claramente manejados y elegidos actualmente según sus obediencias políticas) no por el número de elecciones.


Tal y como están las cosas, deberíamos ahorrar dinero en fiestas, creo que sería deseable que todos los comicios autonómicos fueran al mismo tiempo (igual que los municipales) y que las elecciones generales se aprovecharan para las consultas imprescindibles de índole constitucional. No podemos soportar vivir en una constante campaña electoral, que desde luego no tiene nada que ver con ser democrático.


¿Hasta cuando va a durar esto?, decía recientemente Oreja, hasta que nos votéis, se respondía. Esa frase refleja que principalmente estos resultados electorales están medidos en función del beneficio que proporcionaran a los partidos políticos y no en función de lo que deberían reportar a los ciudadanos. Busquemos soluciones para esa y otras muchísimas familias en difícil situación y legislen, por favor legislen, para que el beneficio de las consultas electorales sea para el pueblo, no para esa democrática clase política que se han inventado, que por otro lado ya estaba bien colocada.

viernes, 1 de mayo de 2009

De cómo Dios se hizo negro, el galo y la chica

No se si se han fijado que en las películas americanas cuando la trama gira alrededor de un grave problema que amenaza la Tierra o a sus habitantes, cuando algún asteroide o cometa gigante se aproxima y nos hará desaparecer como especie, siempre el presidente es negro. Es como si ese tipo de marrones solo los pueda afrontar uno de color, no sea que salga mal lo que decida. Al lado de él siempre aparece el bueno, el héroe casi siempre, blanco por supuesto y generalmente pequeño, que al final se lleva a la chica, también blanca y guapa.





Pues bien, cuando hace 100 días Dios se hizo hombre, no pudo hacerlo nada más que en América, en el País de las oportunidades y la libertad, !ja¡. Pero por si acaso apareció negro (Machin estaría contento) y con una banderita yanqui en la solapa. Ni el mejor guionista de Hollywood lo hubiera ideado tan perfecto. Le tocó coger las riendas como Presidente del Mundo mundial, justo cuando la terrible crisis amenaza con destruir el orden establecido. Esa crisis económica derivada en gran parte por la avaricia y la sinvergüencería de esos que se inventaron rollos financieros extraños, pero con alto interés y de difícil devolución, que llamaron créditos subprime o hipotecas de alto riesgo, en definitiva, humo adinerado en forma de mentiras que puede significar la ruina del planeta, a cambio de enriquecerse unos cuantos.


Rápidamente se reunieron para buscar medidas, convocados por el entonces presidente de turno del viejo mundo (así lo llaman). Acudieron todos prestos y veloces y hubo hasta silletazos por estar en la foto con Dios. A cejitas, el de aquí, como era menos importante no le invitaron, pero él se pasó varios días buscando la puerta trasera para entrar, hasta que logró la famosa sarkosilla que le permitió por fin hacerle sonreír, pero poco más. Muchas fotos, pocos mea culpa y más humo cegador para el resto de los mortales.


Pero el pequeño galo, como buen héroe, primero se cabrea con Dios, no podía permitir que se apagara su estrella tan rápidamente y ayudado por la bávara decide dar un golpe de efecto. La cosa le sale de película, el eterno accede y nuevamente se hacen amigos. Dios mientras tanto decide pasearse por Europa en loor de multitudes, dejando casi en mal lugar al Papa, su hombre en la Tierra. Mientras en nuestro País las cosas no podían ponerse peor, las noticias de 4 millones de parados disparan todas las alarmas y se convierte en la comidilla de toda buena tertulia. El francés nuevamente actúa y en una hábil maniobra de distracción, se pasea por la Villa y Corte con la guapa. Por un par de días los parados parecen menos, las carantoñas de Nicolás y Carla, distraen la atención de todos y la prensa rosa hace su agosto poniendo de uñas a la princesa y a la corista. Hasta los telediarios que se hacen llamar serios, mas que contar lo que deciden o acuerdan los verdaderos protagonistas del encuentro, se dedican al español arte del cuchicheo explicándonos la complicidad de Carla con su Nicolás, o que Letizia repitió vestido. Vamos superideal.


Y así pasaron 100 días y justo cuando según Leopoldo Abadía, un jubilado mago de la economía, parece que se atisba una ‘velica’ al final del túnel, zas, otro marrón; y este en forma de gripe, y otra vez en terreno de Dios. Se encienden las alarmas, la amenaza de pandemia se extiende, el alarmismo crece y crece. Los cuenta noticias no hablan de otra cosa y nos calientan la cabeza hasta llegar al hastío. En España se habla de 13 casos aunque leves. Pero se les olvida decirnos que en 2.008 de gripe murieron en nuestro País 70 personas y la pasamos casi todos como siempre. Quizás el caso sea desviar la atención, ¿se han dado cuenta que ya no se habla ni siquiera del País Vasco? Las noticias son la gripe, el paro y el fútbol (bueno el Madrid), lo demás no existe, pues aunque las hipotecas ya no se pueden pagar, ya no es noticia ni el euribor.


Así que aquí estamos a un mes de las europeas, ese parlamento que tanto nos afecta y que tan poco nos importa; mejor para esos que se juegan su poltrona en Bruselas. Aún así y a pesar del paro, la gripe y de Carla Bruni, en España siguen pasando muchas cosas y algunas bastante jodidas. Por desgracias me temo que de seguir así pronto tendremos que hacer la dieta del Quijote: ‘una olla de algo más de vaca que carnero, salpicón las más noches, duelos y quebrantos los sábados, lentejas los viernes y algún palomino de añadidura los domingos’.Salud

miércoles, 1 de abril de 2009

¿donde están esos muchachos, que no les barrunto?

Todavía recuerdo de mi tía María, mujer recia y entrañable como todas aquellas que se curtieron en los duros años de la posguerra, su peculiar sentido para prever o presentir por nuestro silencio que mi primo y yo se la estábamos armando. El simple indicio de no oírnos le hacia soltar una de sus expresiones más características y a la vez más preocupante para nosotros: “¿donde están esos muchachos, que no les barrunto?”. Era escucharle decir esas palabras para dejar la trastada a medio realizar, ya que si no corrías el riesgo de que la suela de su zapatilla adornara tu espalda o culo.



La historia anterior viene a cuento pues llevo ya tiempo recibiendo mucha información sobre supuestas nuevas carreteras, y cada día me parece que aquellos que nos representan y las proyectan más que escucharnos, nos oyen. La lectura de todo ello me hace barruntar el poco aprecio que hacen de lo que escuchan, dicho de otro modo: no nos hacen ni caso; que suerte tienen ya que mi tía no puede darles un poco de su medicina alpargateril para que espabilen.


Primero nos llega el bombazo de la autovía Dos Mares (me niego a pagar, bastante aportamos ya desde Las Merindades), donde dicen que se gastarán 639,11 M/€ de aquí al 2014, año que prevén entre en funcionamiento. Pero también nos dicen que con esto de la crisis para su construcción el Ministerio de Fomento tiene un plan, abordar este proyecto a través del denominado 'modelo alemán', sistema por el que las constructoras pagan la obra y no reciben ni un duro de la misma hasta que no esté acabada. Pero, ¿quien les dará la pasta a las empresas?; los bancos dicen que no tienen liquidez, y si no basta con recordar lo que le ha pasado a la Caja de Castilla la Mancha, que se ha quedado sin dinero por lo que dejo a las constructoras.


Pero aún sin recuperarnos de cifras tan largas, aparece el Gobierno de Jose Luís (como gustan llamarle sus correligionarios), y anuncia que enviará un montón de pasta a los ayuntamientos para adecentar y dar lustre a los espacios públicos de nuestros pueblos y así no parezca que existe tanto paro. Y como no podía ser menos en un País con 17 países, llega Juan Vicente (así llaman al de aquí los suyos), y venga, otro chorro de millones. Todo ello hace que uno se pregunte: ¿de donde saldrá tanto con la que está cayendo, o es que el saco de los que reparten no tiene fondo?


Ahora bien, lo que nos depara el reparto de Valladolid, no es para tirar cohetes ni muchos menos, es para volver a decir que oyen pero no nos escuchan. Desde Las Merindades se vienen reclamando mejoras de infraestructuras en sentido norte-sur, que fijen población y que nos acerquen de manera acorde a estos tiempos con Burgos y Bilbao. Pues nada, lo hacen al revés, de este a oeste, eso si, se lo toman con más calma, hasta el 2020, tiempo suficiente para que nadie se acuerde de que era lo que se comprometieron a realizar. El plan de carreteras 2008-2020 prevé 118 variantes de población, de las cuales 12 serán en Burgos, 10 para el sur de la provincia, una en Poza y la única en la comarca para Espinosa. Pero lo más sangrante de este plan es que de los 475,8 nuevos km. de autovías que dicen que construirán, solo 7,7 km. se harán en toda la provincia de Burgos (el 0.16%), y en concreto de Villarcayo a Medina. En ese mismo plan aparecen otros 2 M/€ en el mismo tramo para reforzarlo, cosa extraña me parece, que quieren hacer una autovía y además gastarse dinero en mejorar la carretera existente, no me cuadra, y es seguro que alguna de estas dos cosas o las dos, no se hace.


¿Ustedes realmente creen necesario en este momento hacer esta autovía?, ¿servirá para fijar población?, ¿servirá para cohesionar mejor a Las Merindades?, ¿servirá para que se produzca un desarrollo social y económico uniforme en toda la comarca?. Para todas esas preguntas pienso que no. Este tipo de propuestas quedan muy bien de cara a la galería, y creo además que lo siguiente que se les ocurrirá será poner un par de radares para acabarlo de rematar, total otros dos más que importan, como ya tenemos más radares en el tramo de Bocos al Berrón que en la autovía de Burgos a Valladolid, pues hagamos colección.

Creo francamente que esos 27 millones de euros que costaría hacer esa utopía, se los podrían gastar en hacer de una vez por todas, una desde el Crucero al Berrón, circunvalando adecuadamente los pueblos y haciendo esta vía más segura y eficaz tanto en su aspecto económico como social. Aparte de esto se hace más que necesario invertir esos dos millones de supuesto refuerzo y un poco más, para acabar la variante de Villarcayo y así poder evitar, como ya viene siendo habitual, los atascos de la semana santa.

Por eso les pido a sus Señorías de Fomento en Madrid o en Valladolid, que se dejen de llenar papeles de ringorrangos, que no adornen superflua y extravagantemente páginas de periódicos y que nos escuchen, pues para oír como quien oye llover, no se les paga el salario que perciben.

domingo, 1 de marzo de 2009

Febrero de carnavales, cuaresmas y maravillas

A veces resulta difícil expresar en estas mensuales líneas todo aquello que me ha sorprendido, preocupado e incluso crispado en el último mes y desde luego el loco de febrerillo no ha contribuido especialmente a solucionarme esta cuestión.


Los bulliciosos carnavales introdujeron a la mayoría en pesados días de preparativos de disfraces, que por otro lado nos sacan de esa critica y monótona realidad en la que desafortunamente estamos inmersos desde hace meses. Pero aún así y gracias principalmente a este periódico, los habitantes de Las Merindades nos hemos enterado que desde Cantabria están planeando hacer una autopista y desde esa comunidad su consejero de Medio Ambiente, Francisco Martín, calificó la misma de «imprescindible» para Cantabria, ¡y tanto!, que aún declarando que no tienen el trazado definitivo, para ellos será gratis; ¡que paguen los burgaleses!. ¿No les resulta significativo que aún discurriendo por Cantabria solo 30 Km. de los 111 totales, sean ellos los que gestionen y decidan sobre la obra?, ¿Por qué los ciudadanos de Castilla y León, por donde discurre la mayoría de la carretera tenemos que alegar en Cantabria?, ¿no es sorprendente que Antonio Silván, consejero de Fomento de Castilla y León, nada diga al respecto?. Claro, será por que la cosa no pasa ni por Valladolid, ni por Aguilar de Campoo. El consejero Silván, recientemente declaró que se ha de buscar la unión de todas las administraciones y que no hay un color político que prime por encima de otro, lo que sí ha de primar es la responsabilidad que todas las administraciones tienen para con el ciudadano, ¿pues donde está el interés de la Junta de Castilla y León en este asunto?, lo mismo lo están buscando entre las alternativas que decide e impone Cantabria…


Hablando de medio ambiente y autopista, resulta que la organización New Open World Corporation, pretende realizar votaciones por Internet para elegir a las 7 Maravillas del Mundo Natural, como ya hicieron con la pirámide de Chichén Itzá, el Cristo de Rió, el Colisseum de Roma, el Taj Mahal, la Muralla China, Petra y el Machu Picchu. Pero ahora a lo ecológico, ya que parece ser que como único requisito para poder ser merecedor de tan alta distinción, es necesario que el espacio propuesto sea totalmente natural, es decir, que no haya intervenido para nada el ser humano en su formación. Lo que resulta sorprendente de esta historia es que de la Península Ibérica solo aparecen dos lugares, el Peñón de Gibraltar y Sierra Nevada; uno supongo que por los monos y su compadre el príncipe Carlos y el otro por las vistas desde la estación de esquí, y encima el peñón esta bien clasificado. Pero se preguntarán, ¿Qué tiene que ver esto con la autopista?, pues sencillo, solo en el tramo por donde supuestamente discurrirá la carretera, existen catalogados 25 espacios de la Red Natura y 17 de ellos son de interés comunitario, sobra decir que además entre estos no están, el cañón del Ebro, el monte Santiago, el complejo de Ojo Güareña, el monte Hijedo, la formaciones rocosas de Valdivielso, el bosque de tejos milenarios de Panizares y muchos más, ¡solo en Las Merindades!. No me imagino a Carlos y Camila correteando orgullosos por su maravilloso y ocupado peñón.


El dispendio carnavalero, dio paso a una electoral cuaresma que a modo de noticiable penitencia nos ha aburrido por su pesadez. Los miedos de unos y la contenida euforia de otros, ha significado que el resto de los mortales no sepamos muy bien de que País era ese del que se hablaba. Todo se aclaró o se lió más el día 1. Aún así el asunto resulta cuanto menos chocante, pues ocurre que para solucionar el problema, quitar al que ha ganado tanta veces y trincar la poltrona de “su país”, los enemigos más irreconciliables en el País de todos, están dispuestos a hacerse colegas, pero solo desde el punto de vista político que no real, no sea que alguien pueda pensar mal. Desgraciadamente la dura realidad es diametralmente diferente en el resto de España, ya que para arreglar el paro, la crisis, el problema de las hipotecas, la educación, la sanidad, la, la, la, de todos, PSOE y PP no son capaces de ponerse deacuerdo y no hacen más que acusarse mutuamente, denunciarse y tirarse los tratos a la cabeza. Hipocresía, creo que le llamaban a eso, ¿no?.


Hombre al menos espero y supongo que no pasará como en Montija, donde el PSOE con un solo concejal, logró la lendakaritza, gracias al voto de todos los concejales del PP, dejando fuera a los más votados. Caso de ocurrir lo mismo que en Montija, Basagoiti sería Lendakari, con 13 escaños, más los 25 del PSOE, ¿Democracia o partidocracia?, ¿chirría verdad?, ahora eso sí, los medios vendiéndonos la moto de que lo que es imposible y no vale en Madrid, puede ser valido en Vitoria, ¡que País!.


Moraleja, todos quieren y prometen una reforma de la Ley Electoral, pero nunca lo hacen, pues favorece a los partidos mayoritarios y a los nacionalistas y esta claro que unos gobiernan o lo pueden hacer, y los otros tienen la llave para que así sea. No se si en las vascongadas se romperá este guión, ya veremos dijo un ciego y nunca vio.

domingo, 1 de febrero de 2009

Utopía Dos Mares. Carta abierta al Presidente de Cantabria

Estimado Sr. Revilla:


Le escribo esta carta desde el corazón de la Vieja Castilla, desde Las Merindades, tierras colindantes con su amada Cantabria. El motivo de esta misiva no es otro que el de pedirle su ayuda para que se modifique el proyecto de la autopista “Dos Mares”, del que usted ha sido y es principal valedor, circunstancia que le permite ser escuchado en las mas altas esferas del Estado y por eso a usted me dirijo con la esperanza de que nuestra voz se escuche lo más cerca posible de allí donde se toman las decisiones.

Hace ya muchos años que se viene hablando de esta carretera, hasta el punto de que perfectamente se la podría denominar Utopía Dos Mares, por las tantas veces prometida y nunca construida vía. Pero ahora, y esencialmente gracias a su empuje, parece que la cosa va en serio, ya se tiene estudio informativo, un proyecto sobre la mesa, pero desgraciadamente tras su examen lo que nos encontramos es un boceto de lo que deseamos. Cada día estoy más convencido que los ingenieros no tienen libertad para decidir los trazados con criterios técnicos, ya que lo intereses geopolíticos marcan claramente la conveniencia o no del un determinado recorrido.


Existe una gran deuda con las Montañas de Burgos, cuna de nuestro idioma universal. Somos conscientes que esta Vieja Castilla a la que siempre se la ha “premiado” con todo aquello que nadie quiere, (nucleares, molinos, canteras), y que sus habitantes han aceptado con abnegado silencio, necesita una inversión modernizadora y expansiva y ahora que por fin esta llega, lo hace de la peor manera, con una transversal autopista de peaje, que aparte de partir la comarca en dos, puede significar que nos acerque aún más a ser agraciados con un nuevo “regalo” de esos que nadie quiere, el Almacén Temporal Centralizado de residuos radioactivos.

Pero son tantas las carencias de Las Merindades que no podemos decir que no a esta infraestructura, y dado que parece que la decisión sobre su construcción está tomada, es aquí donde esta tierra necesita de su ayuda, ya que tiene buen trato con la Magdalena. Interceda por nosotros ante Fomento y consiga que este proyecto de peaje se convierta en Autovía y que esta se haga dentro de los parámetros medioambientales y vertebradores del territorio que menos afecten a esta comarca. Me gustaría que pudiera preguntarle a la ministra Álvarez: ¿Por qué la gente de Madrid, Valladolid, Sevilla, Valencia o Bilbao pueden ir a Santander por buenas y gratuitas autovías y nosotros que somos vecinos, tendremos que hacerlo pagando?.¿Por que Las Merindades, que no disponen ni de un solo kilómetro de vías de alta capacidad, cuando por fin se decide a construir una, la hacen de pago?. ¿Por que se plantea una autopista, cuando no tenemos alternativas gratuitas adecuadas y sabiendo que si se construyera una autovía esta sería más económica, menos impactante con el medioambiente y permitiría un mejor desarrollo económico y social para todos nosotros?.

Entiendo Sr. Revilla que bastante tiene Vd. con atender los problemas domésticos como para encima meterse en más berenjenales, pero quien mejor que los vecinos para hacernos favores y más cuando esto también le interesa y le preocupa a vd.

Le ruego tenga en cuenta estas líneas que finalmente aprovecho para invitarle a visitar esta noble tierra, llena de historia y encantos y tan unida a la suya por multitud de vínculos, donde podré explicarle con más detalle todas estas cuitas. Le espero con sus ya célebres anchoas y con la certeza que aquí se le sabrá corresponder con buenas viandas y buen caldo para degustarlas.

Atentamente,

jueves, 1 de enero de 2009

Año de nieves, año de bienes

El refranero popular tiene un dicho para cada momento y circunstancia, y el final de 2008 se nos ha presentado como el escenario ideal para que el refrán del titulo se pudiera cumplir. Otrora cuando el año agraciaba con nieves tras un seco verano, empapando la tierra y renaciendo los veneros, presagiaba una buena cosecha y por tanto un buen año.



Algunos dirán que si no se cumple el refrán es por el cambio climático, y es posible que nos les falte razón, pero la cruda realidad es bastante diferente. Ya lo predijo hace más de 70 años Miguel Hernández en su poema ‘Canción primera’: “Se ha retirado el campo / al ver abalanzarse / crispadamente al hombre”. Eso precisamente es lo que ha ocurrido, la brutal especulación urbanística a la que hemos sometido a nuestro ya de por sí herido campo, ha puesto muy cerca de la ruina técnica a muchos de los españolitos de a pie y por ende al País entero.


La cosa no pinta nada halagüeña, según la información del Observatorio Provincial de Empleo de Burgos, los datos oficiales del paro en Las Merindades en noviembre de 2.008, con respecto al mismo mes del año anterior, anunciaban que el desempleo había crecido en un 54,86%, destacando negativamente los tres sectores principales de la economía comarcal: la agricultura que se incrementó en un 68,97%, los servicios en un 41,95% y la construcción, cuyo debacle ha disparado las cifras de desempleados hasta un 122%. Y eso que aún faltan los datos de diciembre que precisamente no es ni mucho menos un buen mes, por lo que posiblemente el acumulado anual llegue hasta el 60%.


Esta información debería ser conocida por las diferentes administraciones públicas, pero no parece que hagan otra cosa que anuncios de cara a la galería o rechazar propuestas de ayudas para paliar de alguna manera los efectos de la crisis. Tampoco, en mi modesta opinión, el Gobierno ha actuado de una manera acertada, más bien la podíamos calificar de zarrapastrosa. Debería haber demostrado más habilidad para gestionar este asunto en lugar de andar haciendo juegos verbales para intentar convertir la crisis en una desaceleración. Tanto negar lo evidente que la propia crisis le ha dado en el morro. Lo malo es que para cuando le llegó el golpe, esta (la crisis) ya nos había puesto sobre los hombros a muchos españoles un pesado ubio a modo de buenos bueyes.


Primero dilapidaron el superávit del Estado con los famosos 400€, pan de hoy y hambre para mañana. Luego, actuando de una manera que a mi entender no es ni moralmente aceptable, en lugar de aprobar medidas que favorezcan la confianza de los empleadores y empleados, deciden inyectar dinero público a los bancos para que sigan teniendo beneficios a pesar de la crisis. Francamente pienso que los dineros deben estar cerca de los ciudadanos, abajo, en los pequeños empresarios, en los autónomos. No se trata de regalar o tirar la pasta, sino de ayudar. Se trata de aprobar medidas que rebajen los costes sociales a las empresas para mantener el empleo o rebajas en las retenciones del IRPF, en definitiva, medidas que devuelvan la ilusión por retomar aquellos proyectos que se han tenido que aparcar porque la burbuja inmobiliaria les ha estallado a aquellos que la crearon, y ahora no tienen dinero para prestar. Pero también han de ser muy vigilantes y no permitir que se pierdan los derechos de los obreretes que tanto ha costado conseguir y que en este momento peligran, pues muchos empleadores escudados en la crisis, bajan sueldos, despiden a lo bestia y tienen al personal acongojado, siendo incluso capaces de intentar colar, utilizando a políticos afines, una bochornosa propuesta de jornada semanal de 65 horas que nos hubiera devuelto al siglo XIX.

Con todo esto, ha resultado ser un fin de año curioso, condicionado por los alarmantes presagios de dificultades y donde las celebraciones no parece que tuvieran más remedio que hacerse dentro de una austera alegría. Pero ser generoso es el camino y aun sabiendo que este no será fácil, espero y deseo un año pleno y colmado, donde todo acabe en un leve romadizo y donde el cambio climático no afecte al refranero ni a nuestra faltriquera. Salud y feliz 2009